Del municipio en el que han sobresalido personas ilustres y destacadas en el arte, como Rafael Orozco Maestre, Farid Ortiz, Thomas Darío Gutiérrez Hinojosa, es oriunda Emma Claus, una mujer que anhela destacarse en la literatura y dejar en alto el nombre de Becerril, Cesar.

Emma Claus encontró fascinación por las letras a la edad de los nueve años cuando descubrió por primera vez la poesía de Pablo Neruda. A partir de ese momento comenzó su trasegar por la literatura; aunque en el camino recorrido tuviera que dejar sus huellas en las minas, siempre fue perseguida por el impulso de escribir.

Cuando se despojó de su vestimenta y herramientas de ingeniera, Claus encontró su rumbo empuñando un lapicero y dejando que la tinta escribiera las historias que siempre quiso contar.

Actualmente, es una escritora que está promocionando su primera novela ‘Siempre bajo la lluvia’. Alma de Libros se comunicó con ella para conocer más sobre su vida y obra.

Lea aquí la reseña https://almadelibros.com/siempre-bajo-la-lluvia/

Emma Claus, fue cautivada por la literatura a la edad de nueve años.

A. L.: ¿Desde cuándo empezó el amor por la lectura y cuál fue ese primer libro que te logró atrapar?

E. C.: El amor por la lectura empezó como a los nueve años, fue por un libro que mi madre le regaló a mi papá: “Pablo Neruda, su mejor poesía”, pero estoy segura de que fue esa primera página la que me motivó a seguir leyendo, un poema precioso de juventud titulado “Farewell” esa primera frase que, apenas leí me cautivó: “Desde el fondo de mí y arrodillado, un niño triste como yo nos mira…” este poema es uno de los que más releo, y me causa la misma fascinación que a los nueve años, obviamente mis interpretaciones han ido madurando. 

A. L.: ¿Cómo es que llega una ingeniera a convertirse en escritora?

E. C.: Creo que la pregunta correcta sería: ¿cómo es que una escritora llega a ser ingeniera en minas? (Risas) Bueno, yo nunca pensé que me decidiría a los 34 años en cambiar de profesión. Pero al ser muy sincera conmigo misma y darme cuenta de lo infeliz que era trabajando en minería, de lo totalmente desconcentrada que vivía de mis responsabilidades, de mal genio, frustrada, ¡tenía que hacer algo! Entonces, me di cuenta de que mi camino debía ser el de las letras. Desde niña había escrito y me fascinaba la lectura, así que es lo que hago la mayor parte de mi tiempo desde hace seis años cuando renuncié a Drummond y a mi posición como ingeniera.

A. L.: ¿Hiciste algún taller literario antes de comenzar a escribir o fuiste escribiendo sin un estudio previo?

E. C.: Lo primero que escribí fueron diarios; aunque eso se hace de forma natural. Pero sí que influye en una carrera de escritora porque dejas en ellos todas las vivencias. Después cuando estudié en Sogamoso,Boyacá, Ingeniería de Minas, hice parte del taller poético “Para Amarte”, con ellos publiqué poemas en dos antologías y participé en revistas culturales con poesía. Digamos que la poesía fue el inicio tanto en la lectura como en la escritura. Luego, en 2010 comencé a estudiar Literatura en la Universidad Autónoma de Bucaramanga, pero la carga académica era muy pesada y solo hice 4 cuatrimestres. En los últimos años hice varios cursos: de signos de puntuación, redacción literaria. Para escribir la novela también leí mucho y realicé un curso de novela romántica con Cursiva, otro con Clara Tiscar de España. Bueno, y desde niña escribía, eso marcó mucho mi vida y ayudó a que me decidiera, por fin, a escribir de manera más seria. 

A. L.: Cuéntanos sobre el proceso de escritura de tu primera novela ‘Siempre bajo la lluvia’.

E. C.: La idea de la novela la tuve a finales de 2016, mientras hacía deporte. Vino a mí una pregunta: ¿en dónde estuviera si hubiese tomado la decisión de no casarme? Y así, fui teniendo un viaje recurrente a mi pasado, a todas las decisiones que tomé y que me ubicaron en el momento presente de ese año 2016. Entonces, supe cuál sería el escenario, parte de la historia que contaría en “Siempre bajo la lluvia”. Desde el primer momento supe cuál sería el primer capítulo, pero lo que sí creé en el proceso, y tal vez por eso tarde tanto en terminar, fue el final. Eso sí que fue todo un reto y corrí muchos kilómetros para poder decidirlo, literalmente, porque toda la trama la tejí y desenredé corriendo. Desde la idea inicial hasta la publicación de la novela pasaron casi cuatro años.

A. L.: ¿‘Siempre bajo la lluvia’ es tu primera novela o anteriormente ya habías escrito otras sin publicar?

E. C.: En narrativa es la primera publicación. Ya había publicado antes poesía. Había empezado dos novelas que nunca terminé, pero que ahora siento que puedo desarrollar y llevar a feliz término.

A. L.: Esta novela nos muestra las diferentes formas amar que existen, las relaciones de pareja, las consecuencias que tienen nuestros actos en el futuro, el valor de la amistad, entre otras cosas más…¿Cómo fue que llegó esta historia a tu mente?

E. C.: Esta reflexión que haces acerca de “Siempre bajo la lluvia” me encanta. Es la primera vez desde su publicación que un lector me lo dice, y sí, ese es el tema de la novela: las diferentes formas del amor. Creo que todo se da es porque yo he amado de muchas formas y sólo hasta ahora puedo diferenciar cada forma en la que he amado. Todas diferenciadas por la época de mi vida en la que estaba y el lugar. Los lugares son importantes cuando se ama, porque marcan diferencias culturales, ambientales, y de crecimiento personal. Ciudad del Sol fue el lugar donde Nika se enamoró de Andrés y todo eso fue influenciado por la lluvia, el frío, el café, las montañas, las margaritas que de manera curiosa crecían allí. Ese amor no hubiera sido el mismo si no hubiera nacido en Ciudad del Sol. La forma en que la amistad crece entre Lía, Vera y Nika fue especial y perduró por mucho tiempo porque nace justo en un inicio, en el comienzo de su vida como adultas en la universidad… así surgió “Siempre bajo la lluvia” recordando lo que cada lugar y época hizo de mí y que es igual para cualquier ser humano.

A.L.: ¿Al momento de publicar tu novela fue complicado?

E. C.: No, no fue complicado. Primero escribí a muchas editoriales, algunas contestaron otras no. Pero solo a una envié el manuscrito y de allí me contestaron que estaban interesados en publicar. Bueno, tal vez si hubiera tenido alguna editorial como meta, tal vez sí, pero no la tenía, así que estuvo bien para mí publicar con ellos. 

A. L: ¿Cómo fue que llegó a Calixta Editores?

E. C.: Un amigo y colega me los recomendó mucho. Me dijo que era una editorial independiente con mucha proyección y que eran personas serias, de palabra y que me dejaban opinar en todo el proceso de publicación. Así fue que decidí enviar el manuscrito y luego de unas dos semanas recibí un correo electrónico donde me decían que sí, que les interesaba la historia y que querían unirse conmigo para llevarla a los lectores. Fue una noticia maravillosa.

A. L.: ¿Consideras que publicar por primera vez un libro es difícil?

E. C.: Sí, es difícil. Ahora menos que antes, pero sigue siendo un proceso complejo. En la actualidad, existen editoriales independientes con las cuales te unes para publicar, como Calixta, pero debes contar con un dinero para invertir, ahí está la primera dificultad, no todos contamos con ese dinero. La otra cosa es si tu novela es publicable o no, es decir, que va a tener un público lector, un nicho. Las grandes editoriales podrían publicarte, pero como ellos quieran, tú no interfieres en nada, ellos escogen tu portada, donde venden, como venden, y puede que te hagan cambiar tu historia para que sea aceptada por los lectores y se venda. Al fin y al cabo, las editoriales tienen que vender, ese es su negocio. Por eso me gustó publicar con Calixta, porque participé en todo el proceso de publicación, fui bastante intensa, creo, pero bueno, era mi primera novela y no quería que otros escogieran todo por mí.

A. L.: Tú eres de Becerril, Cesar ¿cómo ves la evolución de la literatura y los escritores de esta zona del país?

E. C.: La verdad no tengo una idea clara sobre esto. Conozco algunos escritores cesarenses, algunos poetas cesarenses, creo que se está moviendo siempre la literatura. Pero con certeza no lo sé. No sé qué tanto se publiquen y el apoyo del gobierno a sus proyectos literarios. Sé de proyectos independientes y son maravillosos, como el que lidera Marta Navarro, como el del “Festival Internacional de Poesía y declamación Clemencia Tariffa” en Codazzi, por la fundación Árboles Azules, pero solo son dos, tal vez existan muchos y no lo sepa, ojalá. Me has dado curiosidad con tu pregunta. En Becerril, de donde soy, no conozco nada acerca de planes de lectura o escritura. Pero me interesaré más en conocer acerca de cómo estamos y qué se viene haciendo para mejorar en este tema. A veces la vida personal nos aleja de esa parte social que a todos nos debe interesar. 

A. L.: ¿Qué tipo de sentimiento o emoción esperas generar como escritora entre los lectores?

E. C.: Es una pregunta difícil de contestar, pero creo que todos. Quiero que el lector sienta propia la historia que cuente, que se encuentre en algún personaje o en varios, que de alguna forma diga: esto lo sentí alguna vez y sepa que no es el único que lo ha vivido. También quiero que esos personajes no tan luminosos, les muestren esa parte oculta que todos tenemos, eso que solo unos cuantos conocen de nosotros mismos. Que se emocionen con ellos, que deseen con ellos, que sientan la lluvia sobre ellos.

Imagínate, creo que quiero demasiado (risas) pero eso quiero y mejoraré para lograrlo.

A. L.: ¿Qué es aquello que te impulsa escribir?

E. C.: Es mi alma la que me impulsa a escribir. No puedo controlarlo. Puedo pasar tiempo sin plasmarlo en un papel o en una pantalla, pero todo el tiempo mi cabeza está pensando en escribir, en qué escribir, en cómo escribir… Es un sentimiento egoísta lo que me lleva a escribir, sólo lo hago por mí. 

A.L.: ¿En dónde encuentras la inspiración para escribir? ¿Hay algún secreto para narrar una historia?

E. C.: En todas partes, más cuando ya he empezado a escribir. Escribiendo he mejorado las ideas con las que he comenzado. Sé que así me funciona. Tengo que escribir y fluirá. 

A. L.: Esta novela contiene mucha naturaleza, ¿Tienes alguna conexión con las plantas?

E. C.: Creo que es por mi madre. Ella tiene un jardín muy bello con margaritas silvestres. Ese don yo no lo heredé. Pero me gustó la idea de esa conexión dentro de la novela. Incluso las margaritas son el objeto mágico de la novela. La que une todas las épocas de la historia.

Para la novela hice investigación. Visité varios viveros en Barranquilla y Becerril, leí acerca de plantas y cómo cuidarlas y hablé con muchos jardineros.

A. L.: ¿Cómo va la promoción de tu libro?

E. C.: La promoción va bien, pero podría ser mejor. Sabes, con todo lo de la pandemia no hay ferias del libro presenciales, no hay firma de libros, todo eso que ayuda a la promoción. Todo se hace de manera virtual y cada hora hay un nuevo en vivo, es difícil. Yo me promociono por redes sociales y Calixta se mueve mucho también. 

A. L.: ¿Seguirás escribiendo novelas románticas o esperas incursionar en otro género?

E. C.: Aún no lo tengo claro. Dejaré que solo pase. Pero las novelas románticas son mis favoritas. 

A. L.: ¿Estás escribiendo algo en este momento?

E. C.: Sí, estoy reescribiendo poesía. Creando cuento y trabajando en una novela. Todo a mi ritmo. He comenzado una etapa nueva en mi vida. Estoy radicada en Alemania con mi familia y son muchos cambios al mismo tiempo. Espero compartir con mis lectores el resultado muy pronto.

A. L.: ¿Qué tanto la literatura puede transformar vidas?

E. C.: Mucho. Pero creo que no todos tenemos la misma sensibilidad. Algunos somos lectores y luego escritores. Algunos solo lectores y críticos y algunos van por la vida sin necesitarla, y también está bien. Estoy segura que la clave está en la niñez, que hayas sido tocado por la literatura o algunas de sus formas cuando eres es niño. Pero es solo mi opinión. 

A. L.: Dinos qué libro estás leyendo actualmente.

E. C: La muerte tiene ojos azules” no la he terminado, por todos los sucesos personales que han ocurrido en los últimos meses, me han alejado de ella. Es una lectura entretenida, con un punto de vista muy interesante sobre la vida y la muerte. 

Recomendaría “El amor en los tiempos del cólera”, “Orgullo y prejuicio”, “Siempre el mismo día”, “El Lector”. Son lecturas maravillosas. 

View this post on Instagram

¡SORTEOOOOOOOOO! 🌧 Llegó julio y se han cumplido dos meses desde el lanzamiento de 🌧𝓢𝓲𝓮𝓶𝓹𝓻𝓮 𝓑𝓪𝓳𝓸 𝓵𝓪 𝓛𝓵𝓾𝓿𝓲𝓪. 🌧 Para celebrarlo y motivar a que más lectores disfruten de mi primera novela haré el sorteo de un ejemplar en físico. Todos tenemos muchos sueños y uno de los míos es y sigue siendo convertirme en una buena escritora, capaz de emocionar hasta los huesos a mis lectores. ¿Qué hago para lograrlo? Leer mucho, estudiar técnicas de narración, ortografía, madrugar y escribir mientras Hannah duerme. 🌧 Para este sorteo cuento con el apoyo de ☕️@latazabike y su filial @tazalovers quienes también creen en la fuerza de los sueños. Ellos nos sorprenden con un tierno mug y dos combos de cappuchinos- muffin que podrás disfrutar sí vives en Barranquilla. Ya te estas saboreando, ¿Verdad? 🌧 Pero espera, esto se pone mejor, también se ha unido al sorteo 🌼@alma_amarilla8 🌼 Sí, todos sabemos que no hay lectura perfecta sin un separador, qué podría ser mejor que unos hermosos separadores de flores en acuarela diseñados para “Siempre bajo la lluvia”. 🌧¿Quieres ganar de este sorteo? 🌧 PARTICIPAR ES MUY FÁCIL: 🌧 1. Darle like a la foto del sorteo. 2. Seguir a @latazabike @tazalovers @alma_amarilla8 @__emma__claus 3. Comentar usando el #misueño contarnos cuál es tu sueño y qué haces para hacerlo realidad; etiquetar a una persona. 4. Opcional: si quieres tener más oportunidades de ganar puedes compartir el sorteo en tus historias cuantas veces quieras, eso sí, etiquetándonos a las cuatro cuentas. 🌧**TÉRMINOS Y CONDICIONES** *Sorteo válido sólo para Colombia *El sorteo cerrará el 9 de julio a las 11.59 p.m * Para el premio de los combos de cappuchino clásico- muffin solo será entregado si el ganador está en Barranquilla. *Este concurso no está relacionado con Instagram. *El ganador se elegirá por una aplicación de manera aleatoria el viernes 10 julio. ¡Anímate y participa!

A post shared by 𝓔𝓶𝓶𝓪 𝓒𝓵𝓪𝓾𝓼 (@__emma__claus) on

A.L.: ¿De qué forma podemos adquirir tu libro? 

E. C.: En la página de mi editorial Calixtaeditores.com, en Buscalibre, de manera física y si les gusta leer electrónico, está en Amazon, iBooks y demás plataformas de libros digitales. 

A. L.: ¿Deseas agregar algo más?

E. C.: Quiero agradecer tu lectura y el interés genuino por mi obra, mi vida como escritora y procesos creativos. Ha sido un placer contestar este cuestionario y aquí estaré si deseas saber algo más.

Un saludo muy especial para ti. 

Por Luz Andrea Gómez B.