Hablar de literatura femenina sería otorgarle una identidad sexual al campo literario, más bien, se debería hacer referencia a la literatura escrita por mujeres. Género que estuvo doblegado durante décadas a publicar sus novelas bajo pseudónimos masculinos, porque su papel dentro de la sociedad era exclusivamente doméstico y cualquier acción diferente a ésta era considerada ‘inmoral’; lo que les impedía mostrarse como intelectuales en cualquier ámbito dominado por los hombres: política, trabajo, arte, etc. Solo hasta mediados del siglo XIX y comienzos del XX, las mujeres empiezan a ser visibles en la literatura.

Escucha este tema aquí.

Durante el siglo XIX surgieron escritoras como Santa Teresa de Jesús, Sor Juana Inés de la Cruz, Mary Shelley y Madame de Staël. En este periodo nació el Romanticismo, un movimiento caracterizado por tratar temas como la melancolía, la muerte, la libertad, la naturaleza, el amor, entre otros. Durante esta época todavía las mujeres publicaban bajo su psudononimo, como por ejemplo Georges Sand y las hermanas Brönte, quienes publican bajo el seudónimo ‘Ellis Bell’. Seguido a este movimiento apareció el Realismo, una corriente en la que se representaban los aspectos reales, junto con este movimiento empezaron a surgir los movimientos feministas, abriéndole el camino a las escritoras.

“Amor empieza por desasosiego,
solicitud, ardores y desvelos;
crece con riesgos, lances y recelos;
susténtase de llantos y de ruego”. Sor Juana Inés de la Cruz.

A inicios del XX, el camino literario para las mujeres empezó a despejarse. Pues en este siglo, la escritora Virgina Wolf, comenzó a escribir en el Times Literary Supplement, y años más tarde publica su primera novela ‘Fin de Viaje’. Durante este siglo la escritora de ‘Memorias de Adriano’, Marguerite Yourcenar, también emprendió su labor literaria.

Ingresar en el campo literario que estaba reservado para los hombres, no ha sido fácil, sin embargo, mujeres literatas como Jane Austen, Gabriela Mistral, Mary Shelley, Rosalía de Castro, Concepción Arenal, Emilia Parzo Bazán, Alejandra Pizarnik, Simone de Beauvoir e Ida Vitale. tuvieron el valor de romper las reglas impuestas por la sociedad patriarcal, logrando ser escuchadas y labrar un espacio a las futuras autoras.

“Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino”. Gabriela Mistral.

Actualmente las mujeres publican sus obras sin restricciones y sus temáticas son diversas, no solo se limitan a escribir novelas románticas; también se han aventurado a producir novelas de ficción, eróticas, etc. Además, fue instaurado el Día de la Escritora con el propósito de recuperar su legado y visibilizar el trabajo literario de las mujeres.

“No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”. Virginia Wolf.
“Que nada nos defina. Que nada nos sujete. Que sea la libertad nuestra propia sustancia”. Simone Beauvoir.

También resulta pertinente resaltar el desempeño literario de las siguientes mujeres que se han destacado por su prosa, y entregarle a los lectores novelas magistrales y poemas que calan hondo en las emociones: Alfonsina Storni, Piedad Bonnett, Laura Esquivel, Isabell Allende, Agatha Cristie, Margaret Attwood, Emily Dickinson, Almudena Grandes, Doris Lessing, Alice Munro, Toni Morrinson, Rosa Montero, Laura Restrepo, Pilar Quintana, Harper Lee, Sylvia Plath, Gioconda Beli, Rosario Castellanos, Maya Angelou, Ida Vitale, Gertrudis Gómez, Doris Lessing, entre otras mujeres que dejaron y siguen produciendo textos literarios.

Escritoras con pseudónimos masculinos

Jane Austen: la escritora de obras como ‘Orgullo y prejuicio’, ‘Emma’, ‘Persuasión’, ‘Sentido y sensibilidad’, firmaba como ‘Una dama’.

Las hermanas Brönte:  Anne, Emily y Charlotte publicaban sus obras con los nombres de Acton, Ellis y Currer Bell. ‘Cumbres borrscosas’ es una de las novelas clásicas más reconocidas de la hermana Emily Brönte.

Louisa May Alcott: la autora de ‘Mujercitas’ escribía con el pseudónimo A. M. Barnard.

Mary Anne Evans: conocida con el nombre de George Eliot. Sus obras más famosas fueronAdam Bede’, ‘El hermano Jacob’, ‘El molino junto al Floss’, ‘El velo descubierto’ o ‘Middlemarch’.

Cecilia Böhl de Fabe:  su pseudónimo era Fernán Caballero. 

E. L. James: la bestseller de literatura erótica se llama Erika Leonard.

J.K. Rowling:  hizo el intento de publicar bajo el pseudónimo Robert Galbraithhizo.

 Mujeres que han ganado el Premio Nobel de Literatura

2018: Olga Tokarczuk.
2015: Svetlana Alexievich.
2013: Alice Munro.
2009: Herta Müller.
2007: Doris Lessing.
2004: Elfriede Jelinek.
1996: Wislawa Szymborska.
1993: Toni Morrison.
1991: Nadine Gordimer.
1966: Nelly Sachs.
1945: Gabriela Mistral.
1938: Pearl Buck.
1928: Sigrid Undset.
1926: Grazia Deledda.
1909: Selma Lagerlöf.

Obras recomendadas