Hace 24 años en un municipio colombiano situado en el departamento de La Guajira, nació Arianna Saurith Fernández, quien hasta el momento ha escrito seis novelas y un poemario. Saurith salió de su tierra natal Villanueva hacía Venezuela, Valledupar y Bogotá, sujetando un solo deseo: escribir. Por eso, decidió retirarse de la carrera de Psicología, para entregarse completamente a su pasión y vocación. Entrega que se ha reflejado desde que comenzó a escribir sobre magia y fantasía en la popular plataforma de Wattpad.

Su primera obra oficial se tituló “Sujétame fuerte”, pero posteriormente le cambió el nombre. Actualmente está promocionando su novela Déjame soñar contigo’, publicada por Calixta Editores.

El primer acercamiento que tuvo Saurith con la lectura y la escritura fue al leer la novela ‘Melanie: la historia de una anoréxica’, de Dorothy Joan Harris. Más adelante se inclinó por el escritor Blue Jeans y su trilogía ‘Buenos días princesa’. Entre sus autores favoritos también se destacan Nicholas Sparks, Gabriel García Márquez, Suzanne Collins, Cassanda Clare, Verónica Roth y  Jojo Moyes. Sobre todo enfatiza que su libro  favorito es ‘El amor en los tiempos del cólera’: “Me gusta mucho como ‘Gabo’ desarrolla esta idea de que muchas veces no nos casamos con el amor de nuestras vidas, pero donde nos muestra que también existe el amor para nuestra vida”, recalcó Saurith.

Por otra parte, entre sus libros recomendados sobre literatura juvenil figuran ‘Yo antes de ti’, de Jojo Moyes y  ‘Los Juegos del hambre’, de Suzanne Collins.

¿Estás estudiando alguna carrera profesional diferente a la literatura?

Hace 2 años estaba estudiante psicología, estaba por terminarla, pero llego un punto en donde mi salud mental se vio afectada por la misma diatriba de la que he hablado en esta entrevista. Quería dedicarme de lleno a la escritura, y es por esa razón que me retiro de mi carrera en el séptimo semestre para trasladarme a Bogotá y comenzar de nuevo. Antes de iniciar la pandemia estaba planeando comenzar a

Cuéntanos sobre tu primer acercamiento a la escritura.

La literatura y yo estuvimos tan cerca y tan lejos cuando estaba pequeña. Una vez aprendí a leer tomé la costumbre de leer las historias que venían en los periódicos infantiles de la época, o tomaba las enciclopedias de mi casa para aprender sobre diferentes temas de naturaleza. Recuerdo que a los 8 recibí una enorme colección de cuentos infantiles y solo fue cuestión de tiempo para que la literatura y yo nos volviéramos una. Mi acercamiento con la escritura fue a la misma edad cuando concursé en una convocatoria de cuentos infantiles. Tenía diarios en donde escribía acontecimientos de mi vida cotidiana, y recuerdo me gustaba salir con cuadernos a todas partes porque disfrutaba hacerles poemas a las estrellas.

Manifestaste en algún momento que tuviste un bloqueo para escribir ¿Cómo lograste salir de ahí?

Escribí mi primera novela a los 16 años mientras aún cursaba décimo de bachillerato. Mantuve el secreto durante meses pues veía la escritura como un hobbie y no como algo profesional. Durante los 18 quise volver a intentar escribir algo más, pero fue imposible debido a los constantes ataques de pánico y episodios depresivos que me mantuvieron al borde del abismo por mucho tiempo. Sumado a esa lista, mi diatriba interna en si convertirme en escritora como carrera profesional o dedicarme a “algo más” por miedo a los estigmas que rodean a las artes. Sin embargo, y luego de 4 años sin una sola palabra en mi cabeza, en 2019 inicié lo que se convertiría en mi segundo trabajo literario dando fin a esa horrible pesadilla de silencio.

¿Tienes alguna rutina para escribir?

Yo digo que es una rutina, quizás otra persona no opine lo mismo, pero esto es lo que hago cuando ya tengo una idea buena en la cabeza. Lo primero que hago es comenzar por el final de cada historia, si ya tengo el final de esa historia comienzo a crear el resto en base de ese final. Una vez tengo esa parte definida, ponerme manos a la obra en cuestión de tiempo. Suelo anotar los puntos más importantes de cada capítulo, desarrollar personajes y ubicarlos en espacio-tiempo. Lo último que hago es sentarme cada noche frente a mi computador para poder escribir. Suelo escribir de noche comenzando desde las 9:00 p.m., y puedo extenderme hasta las 2:00 a.m., o 3:00 a.m., todo depende de cuánto quiero explicar en ese momento. Otra cosa es que no puedo escribir sin música, pues siento que es lo que me ayuda a canalizar mucho mejor mis emociones y, por ende, la de mis personajes.

¿Cómo crees que se debe motivar a los jóvenes a leer?

La literatura no debe ser algo obligado, ni tampoco forzado. Nadie tiene que leer para formar parte de un determinado grupo o por miedo a ser estigmatizado. Los jóvenes son personas netamente emocionales y de atención fugaz. Ellos no quieren que le cuenten una historia tan densa pues sienten que están desperdiciando tiempo que podrían estar dedicando en otra cosa. Lo ideal es primero darle historias ligeras, algo que los emocione, y los mantenga expectantes para que mantenga la ilusión de que el próximo libro que tengan en sus manos será mucho mejor.

¿Qué características narrativas debe poseer la literatura juvenil?

Como dije en mi respuesta anterior, las personas que recién comienzan en la literatura no quieren acertijos, no quieren historias tan alejadas de su realidad, no quieren irse con el mal sabor de boca de pensar que algo como lo que sucedió en la historia no podría pasarles a ellos. Es por eso que una buena historia juvenil debe ser ligera, verosímil y no estar sobrecargadas de eventos que a la larga terminan aburriendo a su lector. La literatura juvenil se comprende de muchos subgéneros, es por eso que esto puede variar dependiendo de qué tema se está tratando en ese momento.

Algunas personas le han restado importancia a la literatura juvenil, llegando a desacreditarla. ¿Cómo se lograría derribar ese punto de vista según tu criterio?

Es como todo lo que sale nuevo, siempre hay ese pequeño miedo a que todo puedan empeorar. No sé porque siempre nos aterra lo nuevo, pero deberíamos abrirnos un poco más puesto que este género se está abriendo paso a gran velocidad y como todo hay un enorme potencial en ella. Como autora conozco cuales siguen siendo nuestras falencias, o cuales siguen siendo los estigmas ante esta nueva apuesta. Las primeras entregas de la literatura juvenil estuvieron plagadas de errores que a la fecha seguimos pagando los que nos atrevemos a incursionar en este género de novela, pero puedo asegurar que los nuevos exponentes venimos con apuestas mucho más frescas y que abordan temas diferentes a los comúnmente conocidos.

Tu novela aborda temas muy frecuentes en la juventud: drogas, sexo, alcohol, depresión, problemas familiares, amistad y amor. Cuéntanos… ¿De qué manera la literatura puede influir en el crecimiento personal de la juventud?

Muchos de los jóvenes que se acercan a estos libros de alguna manera o de otra buscan escapar un rato de su realidad. Los libros actúan de la misma forma que las películas, los amigos de la escuela, o incluso de la familia pues en ellos nos encontramos con acciones que quisiéramos imitar si el grado de encanto es elevado. Es importante que como autores tomemos consciencia de que es lo que queremos mostrar al mundo, de si queremos enseñar o solo entretener a los lectores, y en este caso jóvenes que comienzan a moldear su carácter, a descubrir sus emociones y a pensar como quieren llevar su futuro. La etapa de la adolescencia en una de las más alucinante de todas, pero tenemos siempre que tener cuidado de como llevamos a nuestros jóvenes a pasar a través de esta fase.

¿Te vas a dedicar de lleno a la literatura juvenil o piensas explorar otros géneros?

R: En este momento me gusta lo que estoy haciendo con la literatura juvenil, y a donde quisiera dirigirla. Me gusta instruir a través de la literatura, derribar viejos estándares y crear unos nuevos siempre incursionados al amor propio y la sana convivencia. Si bien es cierto, he saltado de varios subgéneros y he explorado diferentes facetas del romance con el fin de mostrar relaciones mucho más acercadas a la realidad. Sin embargo, soy de las personas que nunca se cierran a las posibilidades y quién sabe si en algunos años este escribiendo fantasía, novelas contemporáneas o hasta terror. Me gusta pensar que soy capaz de todo.

¿Danos razones para leer ‘Déjame soñar contigo’?

Hay amores que siendo tan simples son capaces de superar la ficción. Lo que me gusta de ‘Déjame soñar contigo’ es la forma tan desinteresada que un amor crece en el corazón de estos jóvenes, y que, aunque no lo digan, ambos velan por el bien del otro sin ninguna intensión malintencionada. ‘Déjame coñar Contigo’ nos muestra ese lado real de la adolescencia, a los peligros que estamos expuestos y que siguen siendo silenciosos entre los jóvenes. Es una historia para todos, niños, jóvenes, adultos pues nos prepara y también nos entretiene.

Eres de costeña, de territorio guajiro y cesarense; ambos albergan muchas historias y riqueza cultural… ¿Tienes pensado en construir una historia ambientada en alguno de estos lugares?

Sí. Tengo muy presente mis raíces, y casi siempre trato de mostrarlo en mis escritos. Claro que he planeado historias que se centran en estos aspectos de mi vida. Tengo muchas novelas aún en planos, que pretendo comenzar a escribir muy pronto. Luego de que culmine mi cronograma previo de historias.

¿Actualmente estás trabajando en otro proyecto literario?

Sí, en este momento me encuentro trabajando en mi primera trilogía. He estado trabajando durante unos 9 meses en los dos primeros libros de esta nueva entrega, y pretendo darle finalidad a esta entrega comenzando a escribir la última parte de esta historia a comienzos de este próximo mes de junio. Casi siempre tengo ideas en mi cabeza, y teniendo en cuenta los problemas de creatividad que tuve en el pasado aprovecho todas las ideas para desarrollarlas.