La falta de tiempo en ocasiones nos lleva a posponer la lectura de los libros que tenemos en nuestra estantería o la investigación de algunos proyectos académicos. Por esta razón, almadelibros.com se comunicó con Jorge Pérez, un experto en lectura rápida con el fin de ayudar a las personas a leer con más velocidad y comprensión.  

La lectura rápida, aparte de proporcionar menos tiempo leyendo, también brinda la posibilidad de obtener mayor información en un solo día de diversos temas, ampliar el vocabulario, sintetizar la idea principal del texto, concentración, entre otras.

Según Jorge Pérez, gerente de Lectura Inteligente Rápida y Avanzada, Lira, explicó el origen histórico de la lectura rápida: “Nace algunos años cuando en la batalla los pilotos no podían identificar las aeronaves de los aliados o de los enemigos, entonces derribaban aeronaves de aliados. Fue allí cuando se inventaron un videojuego, un aparato llamado taquistoscopio, y se descubrió que lograban desplazar su vista a velocidades muy rápidas y ese desplazamiento que daban para diferenciar una nave de otra se podía llevar a la lectura”.

Para Pérez, en la lectura rápida hay que saber diferenciar dos tipos: “El primero son técnicas o ejercicios que te ayudan a que puedas hacer esos desplazamientos más rápido; al ser ejercicios puede tener más limitante y puede ser usada en momentos específico. El segundo es el de potenciar las habilidades que tiene el ser humano. Por ejemplo, es como llevar el ojo a un gimnasio ocular para que pueda capturar unas palabras de un solo golpe de vista. Y el cerebro para que pueda procesar esas palabras que tiene el ojo”.

Escucha aquí los consejos para leer más rápido.